lunes, 29 de septiembre de 2014

Marlene Dietrich's Favorite Poem- Peter Murphy

A mi madre le encantaba: eso me dijo 
con sus tristes ojos de perla y sus labios mojados,
echando un profundo vistazo en el alma del escritor;  
con sus silenciosas y frágiles caderas; 
con sus ojos descremados y párpados hendidos,
dejando caer una lágrima al tiempo que describía,
con el corazón anhelante, cómo la Muerte 
se iba acercando a ella, orgullosa y sin desprecio. 

Lágrimas calientes 
fluían mientras declamaba 
su pieza redactada preferida...
Perdóname por haberte herido así, 
no te vayas con el corazón roto, no. 

El tono de un sabio búho,
sin mentiras de terciopelo, 
aplastaban su propia voz aterciopelada... 
Oh Marlen, sufre por todos los tontos 
que han escrito en tu muro. 
Pero contén tu lengua de hablar sobre tu vida, 
o unas manos muertas cambiarán la trama
y harán que tu amor suene igual que serpientes;
como si tú nunca hubieras sido candente.

Lágrimas calientes 
fluían mientras declamaba
su pieza redactada preferida...
Perdóname por haberte herido así, 
no te vayas con el corazón roto, no. 

A mi madre le encantaba: eso me dijo 
con sus tristes ojos de perla y sus labios mojados,
echando un profundo vistazo en el alma del escritor;  
con sus silenciosas y frágiles caderas; 
con sus ojos descremados y párpados hendidos,
dejando caer una lágrima al tiempo que describía, 
con el corazón anhelante, cómo la Muerte 
se iba acercando a ella, orgullosa y sin desprecio. 

Lágrimas calientes 
fluían mientras declamaba 
su pieza redactada preferida...
Perdóname por haberte herido así, 
no te vayas con el corazón roto, no.

1 comentario:

Darío dijo...

En todo aspecto, Murphy es brutal y hermoso. Un abrazo.

Seguidores